Cesta de la compra
está vacía
Home > Revista > Preguntas y respuestas > Binoculares

Preguntas y respuestas

Binoculares

Astronomía, observación de aves, estudio de la naturaleza, caza o navegación: los binoculares sirven para prácticamente cualquier finalidad. A continuación respondemos a las preguntas más importantes.

Fernglas Okulare Nah

¿Para qué se necesitan unos binoculares?

Los binoculares son el instrumento ideal para observar objetos lejanos con aumentos suficientes como para poder identificar mejor sus detalles. Sus aplicaciones son prácticamente inabarcables, tan variadas como objetos hay para observar y, sobre todo, como intereses puede tener un observador, pero algunas de las más clásicas son la astronomía, la observación de aves, naturaleza y animales (por ejemplo, en safaris), la caza y la navegación, por no mencionar los viajes, excursiones (a las montañas, por ejemplo), eventos deportivos (en estadios), conciertos, teatros y ópera y otras muchas aplicaciones de la rutina diaria.

La óptica de los binoculares

¿10x50? ¿Qué significa?

Esta indicación aparece en todos los binoculares que vendemos y designa el factor de aumento y la apertura del objetivo de los prismáticos. El primer valor corresponde al factor de aumento, que en este caso es de 10, y el segundo a la apertura, que siempre se da en milímetros. Por ejemplo, unos binoculares 10x42 tendrán un objetivo de 42 mm de apertura.

¿Cómo de grande debería ser el campo visual en unos binoculares? ¿Existen grandes diferencias?

Cuando se trata de este aparato, un campo visual grande siempre supone una ventaja. Gracias a la fusión de la impresión visual de ambos ojos, los humanos vemos un campo de 180º. Obviamente, esto no es replicable con unos binoculares. Sin embargo, sí que se intenta que ofrezcan el campo visual más grande posible.

En el mundo de los prismáticos, el factor de aumento y los oculares son dos elementos decisivos. Cuanto menor sea el factor de aumento, mayor será el campo visual. Además, diseños especiales permiten la construcción de oculares grandes angulares que abarcan un campo amplio aunque el factor de aumento sea alto.

Sin embargo, es importante elegir bien, porque algunos fabricantes más económicos ofrecen binoculares con un campo visual grande del que, después, se pierde el último tercio porque los bordes de la imagen no son nítidos. En los binoculares buenos, el campo visual es nítido y legible hasta el extremo de la imagen.

Campo visual a 1000 m

En las especificaciones técnicas, el campo visual siempre se expresa por cada mil metros, por ejemplo, 56 m/1000 m significa que a una distancia de un kilómetro podremos disfrutar de un campo visual de 56 metros de ancho. A veces, esta especificación aparece expresada en grados angulares, en cuyo caso se puede aplicar la siguiente fórmula para convertirlos a metros. 17,5 es el factor que indica los metros visibles por cada grado de campo visual.

Distancia de observación a 1000 m = Grados (reales) x 17,5

Grados (reales) = Distancia de observación a 1000 m / 17,5

¿En qué se distinguen los binoculares con prismas de Porro y aquellos con prismas de techo?

¿En qué se distinguen los binoculares con prismas de Porro y aquellos con prismas de techo?

La diferencia reside mayormente en que utilizan diferentes sistemas de prismas para enderezar la imagen que se obtiene del revés. Como sus nombres bien indican, se trata de los prismas de Porro y los de techo. Por explicarlo de forma sencilla, en el caso de los Porro la trayectoria de la luz se desarrolla en ángulos rectos, mientras que en los de techo lo hace en ángulos pronunciados con una forma similar al tejado de una casa.

Los binoculares de techo son algo más populares que los de Porro. Además, los prismáticos también se diferencian bastante por fuera. Los de Porro tienen los objetivos algo más separados que los oculares y los de techo son más compactos y pequeños.

Todo ello se debe al diseño de sus prismas. Los Porro presentan una forma relativamente voluminosa. Su ventaja es que ofrecen una experiencia de observación muy plástica. En lo relativo al enfoque, los binoculares de Porro llevan un enfoque externo, mientras que los de techo llevan un sinfín dentro del tubo. A menudo se prefiere el enfoque de los Porro, porque es muy estable y está bien protegido frente a la humedad.

No se puede afirmar que unos binoculares sean mejores que los otros. Hay prismáticos buenos y no tan buenos de ambos tipos. No obstante, la fabricación de unos binoculares de techo de calidad es bastante más laboriosa, de manera que hay que tener mucho cuidado con aquellos en las franjas de precios más bajos y siempre es mejor solicitar asesoramiento.

Merece la pena invertir en unos binoculares con estabilizador de imagen

Los binoculares con estabilizador de imagen son altamente recomendables en aquellos casos en los que se planea observar con un factor de aumento alto en situaciones en las que no se puede usar un trípode, y también para aquellas personas que tienen un pulso tembloroso.

Los movimientos de las sacudidas, hasta los más imperceptibles, se compensan por medio de sensores electrónicos. Incluso los binoculares con un factor de aumento de 15 pueden mantener la imagen totalmente inmóvil. A nivel óptico, al eliminar todos los temblores, la imagen se ve muy nítida.

¿Qué significa tratamiento de fases?

Algunos binoculares de alta gama llevan la designación "con tratamiento de fases". Hace referencia a un recubrimiento especial que se aplica sobre el prisma de techo, también conocido como recubrimiento P. Cuando el rayo de luz incide sobre el prisma, este se refleja varias veces dibujando una forma similar a la de un tejado, de ahí el nombre.

Durante la reflexión, el rayo se divide en dos segmentos. Este proceso provoca un desplazamiento de las fases de las ondas luminosas. Las ondas de los rayos no son idénticas, sino que quedan desplazadas.

Esto contribuye a reducir tanto la resolución como el contraste. Pero, para evitarlo, se aplican recubrimientos especiales que corrigen este fenómeno.

¿Cómo elegir unos binoculares aptos para usar con gafas?

A la hora de elegir binoculares compatibles con gafas hay que asegurarse de que el vidrio también sea adecuado. Sin embargo, muchos fabricantes no lo especifican. Algunos binoculares no son aptos para observar con gafas, ya que muestran un campo visual muy pequeño y recortado.

Lo importante es que la pupila de salida esté desplazada hacia fuera, a una distancia de unos 20 mm del ocular, para ofrecer una visión óptima al observador con gafas. Además, las anteojeras no deben suponer ninguna molestia. En muchos binoculares son enroscables. Estas anteojeras están hechas de plástico rígido. Sin embargo, también hay otras blandas, que se pliegan. Estas se adaptan con suavidad al ojo, pero con el paso del tiempo pueden acabar rompiéndose cuando el plastificante se evapora.

¿Qué ventajas ofrecen las diferentes anteojeras?

Las anteojeras son un complemento importante para evitar las molestias de la luz dispersa del exterior. Las hay de goma flexible o de plástico rígido. La ventaja de las anteojeras rígidas giratorias es que duran mucho tiempo; además suelen disponer de un sistema de regulación de varios niveles con función de enclavamiento.

Las de goma son más blandas y se pueden replegar si resulta necesario. Sin embargo, con el paso del tiempo el plastificante que las dota de flexibilidad se va evaporando y acaban por volverse quebradizas.

¿Cómo puedo limpiar mis binoculares?

¿Cómo puedo limpiar mis binoculares?

Los binoculares son un instrumento resistente diseñado no precisamente para exponerse tras una vitrina, sino más bien para explorar al aire libre. Pero tarde o temprano acaban ensuciándose. El exterior se limpia fácilmente con un paño, pero la limpieza de las lentes es una tarea más complicada. Las lentes están tratadas con un revestimiento muy sensible que podemos eliminar si las limpiamos con poca delicadeza, por eso debemos proceder con sumo cuidado. La primera regla de la limpieza de prismáticos es que se deben limpiar lo menos posible.

Sin embargo, no hay inconveniente en usar frecuentemente un pincel suave para retirar con cuidado cualquier resto de polvo de las lentes. La situación cambia cuando se trata de limpiar cúmulos de suciedad más grandes. En lugar de hacer una limpieza en profundidad, lo mejor es usar un paño de microfibras o de otro material suave para limpiarlas.

Asegúrese en primer lugar de que no haya ninguna partícula grande de suciedad adherida al trapo y deslícelo con delicadeza, preferiblemente en movimientos circulares, sobre las lentes. Cabe la posibilidad de que necesite aplicar algún producto líquido. Nosotros ofrecemos un producto especial con el que se consigue una limpieza profunda y respetuosa con las lentes. Le recomendamos volver a tapar las lentes con su tapa después de usar los binoculares.

La calidad de los binoculares

¿Cuáles son las mejores marcas de binoculares?

Unas de las marcas estrella son Leica, ZEISS y Swarovski. Constituyen el incontestable segmento de gama alta. Otros fabricantes que ofrecen gran calidad son Steiner, Minox y Nikon. En el segmento intermedio encontramos a Eschenbach, Bushnell y Bresser. Por lo demás, existen otras marcas que ofrecen instrumentos concretos que pueden resultar muy convenientes para aplicaciones determinadas.

¿De verdad merece la pena invertir mucho dinero en unos binoculares o es posible encontrar prismáticos asequibles que ofrezcan buena calidad?

Al igual que ocurre con tantas cosas, generalmente cuanto más pagamos, mejor es la calidad que conseguimos. No obstante, es posible conseguir una calidad relativamente aceptable con una inversión pequeña. Sea como sea, quien no quiera hacer sacrificios cualitativos, por ejemplo, en forma de aberraciones cromáticas, bajos contrastes, mala nitidez, transmisión o calidad de imagen, tendrá que optar por unos binoculares más caros.

Los prismáticos de gama alta ofrecen un mayor rendimiento tanto óptico como mecánico para intentar eliminar todas las aberraciones ópticas. Además, la mecánica del enfocador es mejor porque la presencia de cualquier holgura, temblor o roce en este componente de los binoculares pone en riesgo la experiencia de observación.

Otra de las piezas con las que es mejor no hacer demasiadas concesiones son las anteojeras, ya que son las encargadas de asegurar la comodidad de observación: por ejemplo, hay anteojeras fijas giratorias con varias posiciones de enclavamiento.

¿Cómo puedo comprobar la calidad de unos binoculares?

¿Cómo puedo comprobar la calidad de unos binoculares?

La calidad de los prismáticos no se puede probar fácilmente con un solo vistazo. Si observamos un paisaje un día de buen tiempo no podremos apreciar las diferencias que distinguen unos binoculares de otros. Además de la óptica, también debemos prestar atención a la mecánica de enfoque y al tubo óptico.

En primer lugar, podemos colocar los binoculares bajo tubos fluorescentes para inspeccionar el revestimiento de las lentes de los objetivos; así veremos al instante si están tratados con el tinte réflex (generalmente de color verde o violeta). Si los reflejos son blancos, es que el vidrio no está revestido, en cuyo caso se pierde una enorme cantidad de luz antes de que los rayos lleguen al ojo. Este mismo procedimiento se debe repetir con los oculares. Algunos fabricantes de vidrio barato no aplican ningún tratamiento a estas lentes. Además de la pérdida de luz, el vidrio sin tratar genera muchos reflejos, algo que se debe evitar a toda costa.

A continuación, coloque los binoculares a cierta distancia frente a una superficie clara: deberá ver dos pequeños discos blancos en los oculares, las pupilas de salida. Deben ser redondas y no angulosas. Si presentan alguna arista significa que los prismas no pueden reflejar toda la luz y esto constituye un fallo grave, ya que compromete mucho la calidad de la imagen.

Después, lo mejor es mirar a contraluz. Si los prismáticos no son de la mejor calidad puede ocurrir que aparezcan reflejos en el campo visual, lo que reduce considerablemente el contraste de la imagen. El interior de los binoculares debe ser de color negro mate. Además, también debemos comprobar la fidelidad cromática. Para ello, apunte con los binoculares hacia una pared blanca iluminada por la luz del Sol. Pueden aparecer franjas de colores: si son demasiado exageradas, pueden comprometer la calidad de la imagen. Por eso siempre es mejor una óptica cromáticamente pura. Muchos fabricantes ofrecen binoculares con lentes ED o de fluorita, que prácticamente carecen de aberración cromática. A mayores aumentos, más importante es esta característica.

Los binoculares se prueban muy bien bajo el cielo nocturno, porque ahí se detectan las aberraciones ópticas con mayor facilidad. Busque una estrella o planeta luminosos o directamente la Luna, intente enfocar perfectamente el objeto en el centro de la imagen y, después, desplácelo hacia el borde del campo visual. Así podrá identificar fallos en la imagen, como deformidades en los bordes del astro. Este ejercicio también le ayudará a determinar si la imagen se desenfoca en los bordes del campo visual o si este está muy curvado. Cuanto más grandes son los objetivos, más fallos pueden producirse.

¿Es la calidad de los binoculares mejor cuantos más aumentos tienen?

Existe la creencia de que a mayor factor de aumento, mejores son los prismáticos, pero no es cierta. Lo que hace que el instrumento sea bueno es la elección del vidrio, de los prismas y sus tratamientos, así como la mecánica. Los aumentos van en función de la finalidad para la que se vayan a usar.

La mayoría de las aplicaciones tienen de sobra con un factor de 8 a 10. Dentro de este rango podrá sujetar los binoculares cómodamente en la mano sin que vibren demasiado. A partir de un factor 12 eso ya no es posible, porque la imagen es demasiado inestable y se desenfoca. En este caso la única solución es acoplar los binoculares a un trípode. Por lo general, los prismáticos pueden llegar hasta los x20 aumentos. Si desea observar a altos aumentos sin trípode, siempre puede comprar unos binoculares con estabilización de la imagen. Y si prefiere un factor de aumento aún más alto, lo mejor es que compre un catalejo.

Estos suelen ofrecer aumentos entre x20 y x60 regulables mediante un ocular con zoom. En este caso también necesitará un trípode. De hecho, algunos catalejos se suministran con un trípode de mesa.

He visto ofertas de binoculares con zoom.

¿Son realmente una opción más interesante que binoculares con factor de aumento fijo?

¿Son realmente una opción más interesante que binoculares con factor de aumento fijo?

Los binoculares con zoom son muy prácticos, porque permiten adaptar los aumentos de manera continua, así que son muy versátiles. Sin embargo, la calidad de la observación queda comprometida en cierta medida. Las lentes adicionales necesarias para el zoom son de peor calidad que los vidrios de distancia focal fija. A la luz del día no se aprecia, pero de noche, durante el ocaso y en situaciones de alto contraste es más que notable.

La mayoría de los binoculares con zoom generan efecto túnel, sobre todo a bajos aumentos, y da la sensación de estar observando a través de un largo túnel negro. Son pocos los prismáticos con zoom que no pecan de este problema.

¿Qué es el tratamiento de las lentes?

Son finas capas que se depositan sobre las lentes ópticas en cámaras de alto vacío. Sirven para minimizar los reflejos e incrementar la transmitancia lumínica de las lentes. Este tratamiento suele estar compuesto por fluoruro de magnesio, y su grosor e índice de refracción son decisivos para minimizar los reflejos. Para ello hay que eliminar la luz interferente. A menudo se aplican no una, sino varias capas (llegando a superar las siete) para asegurar una correcta eliminación de los reflejos en todo el espectro. Este tratamiento se identifica muy bien gracias a los colores que imprima, normalmente violeta o verde. Estos colores que podemos ver también se denominan reflejos residuales. Cuando elija unos binoculares, asegúrese de que llevan la designación "multicoated" (tratamiento multicapa).

¿Qué significan las letras que aparecen tras las cifras en muchos binoculares?

WP: "water proof", resistentes al agua

Los binoculares resistentes al agua están equipados con anillos de sellado especiales y sus poros están cerrados con un complejo procedimiento de imprimación. Además, el vacío en el interior del instrumento está relleno de nitrógeno para que el agua no pueda penetrar dentro. Estos prismáticos están pensados para aplicaciones bajo condiciones climatológicas cambiantes, como alpinismo o navegación.

B: aptos para usuarios con gafas

Estos binoculares presentan un relieve ocular más grande para que el campo visual se pueda ver completo y sin sombras incluso con gafas.

G, GA o RA: "rubber armed", con revestimiento de goma

Estos prismáticos están protegidos frente a los golpes y las salpicaduras de agua con un revestimiento de goma.

CF: "Central Focus", con enfoque central

El mecanismo de enfoque está situado en el centro; aunque a veces también significa "Close Focus" o enfoque a corta distancia. En los binoculares con prisma de Porro, los oculares se unen a través de un puente que se puede desplazar hacia delante y hacia atrás con un mecanismo central, la rueda de enfoque.

"Close Focus"

Significa que el instrumento puede enfocarse a distancias muy cortas, generalmente de entre 2 y 4 m, mientras que los prismáticos "normales" no suelen enfocar a menos de 5 m. Si quiere observar objetos pequeños o cercanos, como mariposas o aves, será mejor que el enfoque a corta distancia sea pequeño, porque el aparato no podrá ajustar la nitidez a distancias más cortas que la de enfoque.

W, WF, WW o Wide: grandes angulares

Se trata de binoculares con un campo visual muy grande.

MC: "Multi Coated", con tratamiento multicapa

Como todos los binoculares de gama alta ofrecen tratamiento multicapa, a veces no lo especifican explícitamente en sus datos técnicos.

UC: "Ultra Compact", ultra compactos

Significa que el instrumento es muy pequeño y ligero (generalmente están hechos de aluminio o a veces incluso de titanio).

HP: "High Eye Point", con relieve ocular grande

En estos binoculares, la apertura de la pupila de salida es grande.

IS: "Image Stabilisator", con estabilizador de imagen

Son binoculares que llevan integrado un estabilizador de imagen, accesorio muy útil para ornitólogos y observar la naturaleza.

D: con prisma de techo

¿Qué es lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de comprar unos binoculares?

¿Qué es lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de comprar unos binoculares?

Los observadores con gafas deben buscar un relieve ocular grande, de unos 20 mm, para que puedan ver todo el campo visual correctamente, sin sombras por los bordes, incluso con las gafas puestas.

Los observadores con algún problema de visión tienen que prestar atención al ajuste de los oculares. En este caso es importante saber hasta qué dioptrías se pueden adaptar los oculares y si el ajuste se puede asegurar mediante un sistema de enclavamiento para evitar que se vuelva a desajustar.

Directamente después de la compra podemos evaluar una de las principales características de calidad de los binoculares: apunte con ellos hacia una superficie blanca a una distancia de unos 30 cm; lo que debe ver es una superficie blanca redonda que no se oscurece hacia los bordes. De esta forma comprobamos que toda la luz que pasa por el ocular llega realmente hasta el ojo.

Para poder valorar otros criterios de calidad es necesario usar los binoculares durante cierto tiempo. En el caso de los binoculares de mala calidad, suele ocurrir que los prismas no están bien ajustados, y esto provoca dolores de cabeza tras sesiones de observación largas. También se puede ver doble.

Otro de los criterios de calidad más importantes de los prismáticos es el tratamiento de las lentes y los prismas. Las lentes ópticas normales reflejan una parte de la luz captada, con lo que se pierden luminosidad y contraste. Los tratamientos de las lentes (la aplicación por deposición de una capa mineral que reduce los reflejos) contribuyen considerablemente a reducir la reflectancia y a mejorar la transmitancia.

Recomendaciones

Busco unos binoculares para deportes acuáticos

Si va a practicar deportes de agua, asegúrese de escoger unos binoculares resistentes que, además de una buena óptica, dispongan de una mecánica robusta. En este caso es mejor que toda la superficie esté revestida con goma para evitar que el instrumento se le resbale de las manos. Otra ventaja cuando se trata de deportes acuáticos es que los binoculares sean estancos (los hay que ofrecen resistencia al agua a profundidades de hasta 5 metros). También es recomendable que estén rellenos de nitrógeno para evitar que la humedad penetre al interior del instrumento y empañe las lentes desde dentro.

Busco unos binoculares que pueda llevarme durante mis excursiones de senderismo.

Busco unos binoculares que pueda llevarme durante mis excursiones de senderismo.

Normalmente, la mejor opción para senderismo son unos binoculares ligeros, porque el equipaje que hay que llevar encima ya pesa lo suficiente... Por eso, recomendamos unos prismáticos universales de 10x42, que solo pesan 700 gramos y se transportan sin mayor problema. Pese a su ligereza, este instrumento también sirve para observar durante el crepúsculo.

Si prefiere otra opción más compacta, elija unos binoculares de 10x25. Son tan pequeños que caben en cualquier bolsillo del pantalón; además, solo pesan 300 gramos. Sin embargo, no son demasiado luminosos y solo se pueden usar de día (PS de 2,5 mm). Aparte de los datos de apertura y factor de aumento, también hay que tener en cuenta el tratamiento de las lentes y de los prismas y el material de los mismos, ya que estos criterios suponen un gran salto cualitativo entre unos instrumentos y otros.

¿Existen binoculares que se puedan usar tanto de día como de noche?

Existen los denominados binoculares universales, que son aptos para todas las condiciones lumínicas. Hay diferentes modelos, como 10x42 o 8x42, en cuyo caso la apertura de objetivo es de 42 mm y el factor de aumento de 10 y 8 respectivamente. El criterio decisivo es cuánta luz se capta, es decir, cuánta luz llega hasta el ojo.

Con unos binoculares de 8x42 mm, el ojo recibe un haz de luz de 5,25 mm de diámetro, por lo que obtendrá un imagen clara y suficiente estímulo para la retina aunque haya poca luz ambiente y podrá ver animales al ocaso, por ejemplo. Pese a no ser el momento óptimo, también se pueden usar de noche. Cuando se trata de binoculares, lo mejor es optar por una óptica de calidad porque existen grandes diferencias entre unos y otros dependiendo del tipo de vidrio, del tratamiento de las lentes y las propiedades de reflexión de los prismas.

Busco unos binoculares para observar aves

Busco unos binoculares para observar aves

Una prestación imprescindible en los binoculares para ornitólogos es la fidelidad cromática para poder observar los colores del plumaje como realmente son. Por ello desaconsejamos comprar binoculares baratos, sino unos con un buen tratamiento de las lentes. Si opta por unos prismáticos con prisma de techo, en lugar de un recubrimiento sencillo de plata, es mejor que dispongan de varias capas de material dieléctrico. Además, los prismas deberán contar con recubrimiento de fases para evitar el desplazamiento de las fases de las ondas de luz en el prisma.

Si, por el contrario, prefiere unos binoculares de bolsillo, preste también atención a los oculares para saber si son compatibles con gafas. Si cumplen todos estos criterios, obtendrá el máximo brillo, contraste y fidelidad cromática.

Busco unos binoculares para montar sobre trípode

La mayoría de los binoculares ofrecen la posibilidad de instalarlos sobre un trípode. Para ello, generalmente delante del puente hay una tapa que esconde una rosca de ¼". Si acopla el adaptador correspondiente, podrá instalar los binoculares sobre un trípode.

Sin embargo, aquí es importante elegir bien, porque no tiene sentido montar unos prismáticos que pesan 1 kg sobre un ligero trípode de aluminio: este quedaría tan sobrecargado, que los binoculares no pararía de temblar.

Cada vez que los tocase, los binoculares vibrarían y no podría disfrutar de la observación. Los trípodes suelen fabricarse en aluminio, madera o carbono. El aluminio es un material muy ligero que sufre muchas vibraciones, por lo que debe presentar determinado grosor y un diseño muy estable. La madera, generalmente de fresno, vibra menos.

Además del grosor del material, el peso del propio trípode es otro factor determinante para la estabilidad. Algunos trípodes tienen un límite en su capacidad de carga, por lo que si los binoculares alcanzan dicho límite, es mejor optar por el siguiente tamaño más grande.

26.01.2022
Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto
Universe2Go