Cesta de la compra
está vacía
Home > Revista > Conocimientos > Astrofotografía > Astrofotografía a través del telescopio > Astrofotos con cámara réflex de espejos digital

Conocimientos

Astrofotos con cámara réflex de espejos digital

El arte de la astrofotografía: 7 configuraciones que harán de su cámara réflex el instrumento perfecto para fotos astronómicas.

Teleskop Newton Kamera Canon Wiese

Sacar fotos con cámara SLR a través del telescopio

Si tiene una cámara réflex de espejos, debe saber que puede usarla perfectamente para hacer astrofotos a través del telescopio.

En el mercado encontrará un sinfín de modelos diferentes de cámaras, así que elegir la adecuada puede ser una misión complicada. Quien ya tenga una cámara debería usar esa misma. Pero quien prefiera adquirir una específica para uso astronómico tiene unas cuantas decisiones que tomar.

Las cámaras más populares son las de la serie EOS de Canon, aunque también hay modelos de Nikon que ofrecen unos resultados excelentes. Las cámaras Canon permiten exposiciones de 5 minutos por foto y mantienen el ruido térmico bajo control, por lo que son muy interesantes para astronomía.

Sin embargo, no son la única opción: existen otros modelos de otros fabricantes que también merece la pena examinar. El requisito imprescindible es que el sensor que integren sea apto para largos tiempos de exposición. Es recomendable que disponga de una función interna para reducir el ruido. Si aparte de objetos luminosos, como la Luna y los planetas, también quiere fotografiar objetos más tenues del cielo profundo, necesitará unos tiempos de exposición muy largos. A menudo suele ser necesario sacar varias fotos del objeto en cuestión y después superponerlas en el ordenador.

Asegúrese de que la cámara ofrece estos modos de ajuste:

  • Formato RAW
  • Balance de blancos para luz diurna
  • Exposición B
  • Ajuste manual
  • Disparo previo del espejo
  • Reductor interno de ruido
  • Sensibilidad ISO entre 400 y 800, en algunos casos concretos también 1600

Si activa el formato RAW no es imprescindible que ajuste el blanco para luz diurna porque la captura se puede procesar sin inconvenientes posteriormente. Este ajuste sirve para poder comprobar la composición cromática de la imagen en una vista previa o en el archivo sin procesar.

Una vez configurados todos los ajustes y acoplado el adaptador correspondiente (siga leyendo más abajo), tendrá todo listo para empezar. Eso sí, asegúrese de que las baterías están llenas y de que tiene baterías de repuesto. Estas se vacían más rápido en las noches frías. Si trabaja desde casa, siempre puede conectarse a la red. Existen cargadores para usar sobre el terreno que se pueden enchufar al coche. En cuanto al disparador, le recomendamos que sea uno por cable, ya que así podrá hacer sus fotos sin transferir ninguna vibración.

¿Cómo se monta la cámara en el telescopio?

¿Cómo se monta la cámara en el telescopio?

Si usa una cámara réflex de espejos, fotografiará sin objetivo con la distancia focal primaria del telescopio: por ejemplo, con un telescopio de 1000 mm de distancia focal, sacará las fotos con una distancia focal de 1 m. El telescopio será como su superteleobjetivo.

Para ello, tiene que quitar el objetivo de la cámara y sustituirlo por un anillo T2 en la bayoneta. Como cada cámara cuenta con su propio sistema, prácticamente existe un anillo T2 para cada modelo; en su extremo exterior el anillo presenta una rosca T2 donde se enroscan enfocadores de 1,25 o 2". Estos enfocadores tienen una rosca compatible en el lado de la cámara y, en el del enfocador, un adaptador insertable.

Una vez que tenga la montura correctamente alineada con el polo norte celeste, su telescopio estará instalado con la suficiente precisión como para poder hacer fotos de larga exposición. Si la montura no está ajustada de forma exacta, las estrellas no se verán puntiformes en sus capturas, sino como una raya, algo que debe evitar a toda costa.

Búsqueda de objetos

Una opción sensata es buscar el objeto que desee observar primero con un ocular de larga distancia focal y, después, ajustar la cámara. El objeto no se verá tan bien a través del visor de la cámara como del ocular. Sin embargo, es muy difícil encontrar el punto de enfoque exacto, sobre todo porque la mayoría de los objetos se ven muy oscuros.

Por desgracia, las cámaras réflex no permiten enfocar a través de la pantalla LCD, sino solamente a través del buscador (a excepción de un puñado de modelos muy nuevos). Lo mejor es enfocar con el enfocador hasta que parezca que las estrellas están lo bastante puntiformes. Como no podemos determinar con exactitud si hemos dado con el punto de enfoque óptimo, se recomienda hacer unas exposiciones de prueba de unos 10 o 15 segundos. Es tiempo suficiente como para que las estrellas aparezcan en la imagen y podamos evaluar si están nítidas o no. Para ello, amplíe la imagen (en muchas cámaras basta con girar una pequeña rueda). Si las estrellas se ven puntiformes, es que ha encontrado el enfoque correcto. Si no es así, los astros se verán como pequeños discos con el centro negro. Solo hay que seguir probando hasta que todo "encaje".

Ahora se puede intentar hacer una foto con una exposición más larga.

La precisión que ofrecen las monturas ecuatoriales sin control de seguimiento solo permite sacar fotos de corta exposición, generalmente de no más de un minuto; y es que ninguna montura asegura la precisión durante tiempos de trabajo largos. Por eso se necesita un control de seguimiento.

El guiado

Si ha hecho fotos de corta exposición, tal vez una serie de capturas, y después al superponerlas y procesarlas en el ordenador ve que algunas han salido muy bien y las estrellas son puntiformes, ¡enhorabuena! Aunque puede que la próxima vez prefiera trabajar con tiempos de exposición más largos, en cuyo caso, sin un control de seguimiento, al no poder controlar la trayectoria de la montura, las estrellas aparecerán como rayas en lugar de puntos.

La única solución es "guiar" el telescopio. En otras palabras, lo que tiene que hacer es ayudar a su montura a trazar un seguimiento exacto del cielo para plasmarlo en la foto. Para ello, tiene que "vigilar" la montura comprobando su movimiento a través de una segunda óptica de control.

El mejor instrumento para tal fin es un refractor pequeño de larga distancia focal que se pueda instalar lo más paralelo posible a su telescopio principal. Después puede acoplarle un ocular reticulado para poder controlar mejor la trayectoria de seguimiento. Cuando sea necesario, puede aplicar correcciones de manera sencilla desde el control de su sistema de seguimiento motorizado. Le subirán las pulsaciones en cuanto vea el resultado tan bonito y definido de sus fotos de larga exposición.

El guiado

Sin embargo, primero es esencial determinar dónde se encuentra el eje de ascensión recta en el ocular. Para ello, basta con accionar las dos teclas de dirección y observar hacia dónde se desplaza la estrella que esté mirando. A continuación, deberá girar el ocular en el enfocador hasta que el retículo apunte en la misma dirección. Con ello conseguirá una buena orientación y sabrá qué tecla debe pulsar cuando pierda de vista su astro de referencia. En estos casos hay que reaccionar de inmediato, para no echar la foto a perder. Dejar la estrella guía desenfocada no es un error, porque así se ve más grande. Pero eso es algo que cada uno debe determinar por sí mismo. Durante la fase de exposición es difícil saber cuánto tiempo ha transcurrido, por lo que es muy recomendable hacerse con un cronómetro que emita una alarma cuando deba finalizar la exposición.

Retomemos brevemente el tema del montaje del tubo guía: puede utilizar abrazaderas normales para instalarlo sobre el tubo de su telescopio principal. Sin embargo, es mejor utilizar "auténticas" abrazaderas para tubo guía, porque permiten alinearlo con más precisión e incluso desplazarlo un poco si no encuentra ninguna estrella adecuada para el seguimiento dentro del campo visual.

Existe otra alternativa para controlar el seguimiento de los astros. En este caso no necesita ningún tubo guía, sino un sistema de guiado OAG. Se trata de una pieza que se instala entre el enfocador y la cámara. Un pequeño espejo inclinado a 45° dirige parte de la luz hacia un enfocador al que se puede acoplar un ocular reticulado. Cuando se trabaja con uno de estos sistemas hay que elegir una estrella más brillante que se encuentre cerca del objeto de la observación.

El control de seguimiento puede ser una tarea agotadora para el observador. Además, todo el tiempo que se dedica al seguimiento no se puede dedicar a otras observaciones. Es aquí donde entra en juego el denominado autoguiado, es decir, el seguimiento automatizado. Prácticamente todas las grandes monturas con GoTo ofrecen la posibilidad de acoplar un sistema de autoguiado, que necesita una cámara, un ordenador, el software correspondiente y un cable de conexión con el telescopio para efectuar el bucle de control. La cámara puede ser una cámara web, que suelen ser más asequibles, o una cámara de videovigilancia de alta sensibilidad, por ejemplo, Mintron, Watec o DMK. En Internet encontrará una gran variedad de programas de software. Uno de los más utilizados es Guidemaster. Para encontrar más información específica sobre su montura, basta con escribir "Autoguider" y en nombre de su montura en Google.

18.05.2022
Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto
Universe2Go