Cesta de la compra
está vacía

¡Decláreles la guerra a virus y bacterias!

Debido al frío, en esta época pasamos cada vez más tiempo en interiores y eso aumenta el riesgo de contraer enfermedades virales.
En poco tiempo nos adaptamos a los olores y perdemos la capacidad de evaluar la calidad del aire, así que es importante contrarrestar esto.

Reduzca significativamente el riesgo de contagio de la COVID-19 (causada por el coronavirus SARS-CoV-2) y otras enfermedades virales usando filtros de aire con sistemas de filtrado HEPA (del inglés High Efficiency Particulate Air Filter o recogedor de partículas de alta eficiencia) de clase H13 y medidores de CO2.

Medidor de CO₂ Seben HT-2008

 

Los filtros de aire reducen la concentración de aerosoles en el aire en interiores.

La COVID-19 (SARS-CoV-2) y otras enfermedades del tracto respiratorio inferior se transmiten por medio de aerosoles / pequeñas gotas, entre otras cosas. Los purificadores de aire con sistemas HEPA de clase H13 pueden filtrar estas partículas del aire de la estancia y así reducir significativamente el riesgo de contagio. Una combinación de una ventilación regular y el uso de purificadores de aire con filtros HEPA de clase H13 es la mejor forma de reducir el riesgo de contagio en estancias cerradas. Los sistemas HEPA H13 filtran los diminutos aerosoles (<5 µm) y mejoran la calidad del aire. Los medidores de CO₂ también son útiles para la ventilación.

 

Se estima que el riesgo de contagio, para una persona que se encuentre en una estancia donde hay coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19) por la presencia de un superpropagador, es 6 veces menor si se usan filtros de aire con tecnología de filtrado HEPA H13.

Controle y mejore la calidad del aire de su oficina, su hogar, el aula, etc. con las siguientes medidas:

Cálculo de la capacidad de filtrado en m³/h según el tamaño de una estancia

Para reducir significativamente la concentración de aerosoles y partículas, un filtro de aire debería ser capaz de filtrar todo el contenido de aire de una estancia como mínimo 2 veces cada hora. Por lo tanto, es muy fácil calcular la capacidad de filtrado que se necesita.

Para calcular el volumen de aire de una estancia, tome la medida de la longitud x la anchura x la altura de esa estancia. Multiplique el resultado por 2 y así habrá calculado la capacidad de filtrado necesaria en m³/h.

Ejemplo:

Longitud: 5 m, anchura: 4 m, altura: 2,5 m

5 m x 4 m x 2,5 m = 50 m³

50 m³ x 2 (por h) = 100 m³/h

Para aulas / colegios u otros recintos en los que se juntan varias personas, recomendamos que se calcule el rendimiento de los purificadores de aire multiplicando por 5-6 el volumen de la estancia.

Ejemplo:

Para una estancia con un volumen de 50 m³, el purificador de aire utilizado debería tener una capacidad mínima de 300 m³/h.

No hay comentarios


28.10.2021
Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto
Universe2Go