Cesta de la compra
está vacía

Archivos de autor


Jan Ströher

Jan Ströher

Entradas publicadas por Jan Ströher

Los gigantes gaseosos en oposición

julio 10 2020, Jan Ströher

Las claras noches estivales de julio serán la oportunidad perfecta para observar los gigantes gaseosos Júpiter y Saturno, que se situarán en oposición al Sol hacia mediados de mes. Las condiciones de observación en Europa Central serán óptimas, porque ambos planetas alcanzarán su máxima magnitud aparente y el punto más alto sobre el horizonte.

Por desgracia, generalmente se quedan muy cerca de la línea del horizonte, donde las turbulencias atmosféricas (también conocidas como «seeing«) dificultan mucho la observación. Además, al estar tan cerca de la Tierra a menudo hay obstáculos como edificios, montañas o árboles que reducen el campo visual. Las distorsiones por el efecto de la atmósfera se pueden corregir con un corrector de dispersión atmosférica o ADC.

En el momento de la oposición ambos planetas se orientarán hacia el sur en la constelación de Sagitario, unos 21º por encima del horizonte, lo que facilitará enormemente su observación. Gracias a que alcanzarán su máximo brillo aparente, no será difícil encontrarlos.  Sin embargo, un mapa estelar le ayudará a orientarse correctamente.

Stellarium

¡Los gigantes gaseosos son dos objetivos de observación excelentes para principiantes y niños que cuenten con la ayuda de sus padres!

Júpiter brillará a -2,7 mag y Saturno a +0,1. Además, se acercarán entre sí hasta ubicarse a unos 7º de distancia. Así que, pese a la brevedad de las noches de verano, podrá observarlos a los dos juntos durante un buen rato. Con un telescopio pequeño podrá incluso ver las cuatro lunas galileanas de Júpiter, Europa, Ganímedes, Ío y Calisto, así como las dos principales bandas del planeta. Para incrementar el contraste de las bandas de nubes es habitual el uso de filtros específicos, como filtros polares o de colores.

Júpiter en marzo de 2015 (foto: Bernd Gährken, Múnich en marzo de 2015 en un C11)

Saturno, mucho más lejano, nos mostrará su impresionante sistema de anillos y, observado con ópticas de gran formato, incluso la división de Cassini y cuatro o cinco de sus satélites más grandes de entre sus 82 lunas.

Aquí encontrará más información sobre los filtros más adecuados.

Saturno rodeado por las lunas Encélado, Tetis, Dione, Rea y Titán (foto: James Bates, Berlín, agosto de 2019, C8, 2x Barlow, ADC, filtro de bloqueo UV/IR, ZWO ASI 224MC)

Las fechas exactas de las oposiciones serán el 14 de julio para Júpiter y el 20 de julio para Saturno. Los meses de julio y agosto serán, en general, ideales para la observación, incluso en las fechas previas y posteriores a la oposición.

Y, para aquellos que nunca se cansan de observar planetas, a partir de septiembre empezará a alinearse la oposición de Marte. El Planeta Rojo se nos acercará considerablemente, aunque su tamaño nada tendrá que ver con el de los dos gigantes, no tendrá tamaño desdeñable.

¡Le deseamos unos cielos despejados y buenas observaciones!

Buenas condiciones para la observación de Venus

enero 21 2020, Jan Ströher

Durante las próximas semanas “nuestro planeta hermano” Venus se convertirá en un buen objetivo para observar con el telescopio. Si bien este planeta ya es de por sí un objeto celeste muy luminoso y fácil de encontrar al amanecer y al atardecer, generalmente siempre está muy cerca del horizonte, con las correspondientes molestias por las turbulencias atmosféricas y unos cortos periodos de observación. Sin embargo, estas condiciones mejorarán hacia finales de enero y podremos disfrutar de un Venus cada vez más luminoso y durante más tiempo en el cielo vespertino. Se podrá observar sin problemas a plena vista después de la caída del Sol y permanecerá visible durante unas cuatro horas.

Bastará con usar unos buenos binoculares como, por ejemplo, los Nightstar de Omegon. Si se observa con telescopio con apertura a partir de los 90 mm, Venus se percibirá como un pequeño disco. Al igual que la Luna, este planeta presenta diferentes fases, aunque los detalles de su superficie son imposibles de ver debido al elevado grosor de su atmósfera. No obstante, la estructura de las nubes se puede apreciar muy bien con telescopios con apertura mínima de 130 mm. Para incrementar el contraste se recomienda usar un filtro adecuado (violeta, azul, azul oscuro).

Créditos: EXAME/JAXA/Divulgação, Brasil

Venus es el segundo planeta más interior de nuestro Sistema Solar y tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Tierra. Dada su atmósfera compuesta por dióxido de carbono y de azufre, nitrógeno y diversos gases nobles y su cercanía al Sol, nuestro vecino es un planeta inhabitable y misterioso. En su órbita alrededor del astro rey Venus rota sobre sí mismo de manera retrógrada, es decir, al revés que la Tierra, de modo que allí el Sol sale por el oeste y se pone por el este. Este planeta es el objeto más brillante después de nuestra Luna pero, igual que Mercurio, solo se puede ver durante los crepúsculos matutino y vespertino; de ahí que se conozca como el «lucero del alba» o el «lucero vespertino».

A partir de mediados de enero Venus dominará nuestro cielo nocturno justo después del atardecer en el horizonte suroeste. Hasta finales de marzo irá ascendiendo desde los 25º a los 46º y hacia finales de abril alcanzará su brillo máximo con -4,7 mag. Durante este periodo surcará el horizonte occidental y cruzará las constelaciones de Acuario, Piscis y Aries hasta llegar a Tauro en abril. A principios de este mes se encontrará cerca de las Pléyades (M45).

Lo mejor sería que utilice un mapa estelar para hacer el seguimiento de Venus entre enero y mayo.

Fuente: Planetario Bochum

¡Que se divierta mucho y tenga éxito con la observación de Venus en 2020!

11.07.2020
Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto
Universe2Go